Resumen: En Honduras, el año 2017 se proyecta como año electoral. Con los presidenciables que entrarán a la contienda electoral en noviembre próximo ya conformados y esperando el llamado por parte del Tribunal Supremo Electoral (TSE) para que el proceso inicie, las propuestas llueven, sin embargo se presentan sin contenido y poco concretas. Ismael Zepeda, investigador del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (FOSDEH) afirma que en los discursos de los presidenciables existe un elemento en común “discursos bonitos, sin congruencia de cómo hacer las cosas” y no abordan temas como: la pobreza en Honduras, disminución de impuestos, combate a la corrupción, migración y otros temas de interés en el país centroamericano.

Nota completa